Australia

by

Antes de ir a ver la nueva película de Baz Luhrmann hay que ser muy consciente de lo que se está yendo a ver. Australia no es una adaptación contemporánea y adolescente de Shakesperare (Romeo + Julieta) o un musical estrafalario post-modernista (Moulin Rouge). Australia es una película épica de casi 3 horas, así que la etiqueta de Lo que el viento se llevó del siglo 21 no parece tan desatinada. Hay quien dice que Luhrmann ha resultado ser tradicionalista después de todo, que bajo las capas no encontramos más que una película épica de las de siempre, y quizá estén en lo cierto, ya que estéticamente y conceptualmente lo nuevo de Luhrmann ha resultado ser mucho menos atrevido que sus dos grandes películas anteriores. Pero es que quizá la película lo requería, tal vez no se puede ser atrevido si se quiere hacer una buena película épica.

A lo que no ha renunciado Luhrmann es a su técnica del collage, pero en este caso no se trata de una mezcla postmodernista de canciones o de estéticas: en este caso la mezcla es de géneros. Australia no es un western, ni una drama bélico, ni una historia de amor, ni una historia sobre los aborígenes australianos. O mejor dicho, no es sólo una de esas cosas, sino una mezcla de todas ellas.

Visualmente y estructuralmente Luhrmann no arriesga tanto como hizo en Moulin Rouge, y es que quizá esta vez ha caído en las convenciones (esos malos malísimos de manual, ese final tan peliculero…) para gustar más, sin darse cuenta que a lo mejor decpcionaba a los fans que había ido cultivando por el camino. No obstante, la película no carece de preciosos planos, una cuidada fotografía y es sin duda un gran homenaje a su tierra: Australia. Logra emocionar, logra entretener y los dos actores resultan creíbles. Ah y no olvidemos las conexiones (o la intertextualidad, que diría Lucía Etxevarría) ya sean explícitas (la más clara es El Mago de Oz, pero no olvidemos el momento  Such Great Heights, en un guiño al espectador, al colar una canción moderna en una película ambientada en los años 40) o ímplicitas, porque Australia no sólo bebe de los westerns clásicos (Centauros del desierto, La reina de África, por citar dos ejemplos) ni de la mencionada Lo que el viento se llevó, hay muchas más: desde Casablanca (esa escena con los protagonistas hablando muy de cerca y el humo de fondo.. ¿no la hemos visto antes?) pasando por Indiana Jones (ese momento látigo).

Y después de esto Luhrmann dice que se retira o que se dedicará a obras de teatro o películas pequeñas y personales. Esperaremos eso, que se decida a explorar lo que no ha explorado aquí en una película pequeña y personal que resulte ser la joya que estábamos esperando…

Nota: 7/10 (al final no ha salido tan mal parada)

Anuncios

Etiquetas: , ,

Una respuesta to “Australia”

  1. Brisa Says:

    Hola gasord 🙂 Ale que me paso con tiempo para no llegar de nuevo tarde y como no he visto la pelí, no puedo comentar el post, pero si desearte lo mejor de lo mejor para el 2009, que sigas siendo tan encantadoramente superficial y que disfrutes muchísimo de cada uno de los momentos que vivas.

    Un abrazo muy fuerte.
    Brisa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: